domingo, abril 12

Dicen que cuando te toca aunque te quites y cuando no aunque te pongas

simaAsí parece funcionar el universo.
Siempre he creído que todos tenemos nos movemos en una de esas bolas doradas y gigantes de donde sacan los números de la lotería nacional. A veces te toca salir premiado pero otras te quedas adentro, esperando a que te saquen.
Pues estoy adentro desde el concierto del día de las flores. Esa noche, mientras corría atrás de Leonardo de Lozanne, me di cuenta que Da no es para mí -demasiado ñoño, fresa, sobrio-. Y se los juro, me sentí muy mal. Ya en medio de la multitud, me olvidé de todo para dedicarme a brincar y a llamarle a Leooooo y Arni cantándoles canciones de Kinky. De tanda emoción me torcí terriblemente un tobillo, con el que estuve batallando toda la noche. Mi plan se arruinó aún más cuando me topé al Adrián. Discutimos. Creo que nunca volveremos a dirigirnos la palabra. Ale perdió su camión al DF y dormí sólo un par de horas esa noche.
Regresé a mi casa sólo para continuar mi racha perdedora. Me quemé el pelo en una carne asada a donde sólo fuimos cuatro personas. Me puse borracha ese día, como la loca que soy. El jueves me quemé la mano con un cerillo y ayer (que horror! todo tiene que ver con el fuego que arde en mis adentros) la licuadora de mi casa ocasionó un pequeño incendio. Estoy entre las cenizas.
Hoy le pegué a mi auto. Le embarré la corteza de un árbol a una de las puertas-perdóname GreenPeace-.

Ahora sólo quisiera un cigarrillo y caminar a ningún lugar pero no sé, el universo conspira en mi contra. Tal vez hoy por la noche cae sobre mi recámara el motor de un avión, como en Donnie Darko, y entonces aprendo la filosofía de viajar por el tiempo...

10 comentarios:

JAN dijo...

jajaja, pinchi Ale...jajaja me hiciste reir un buen... era un poco de verde, que me dio un aire de inspiración
se te quemó la licuuuu
jajajajaja

mengana dijo...

seguro que ese árbol lo tenía bien merecido

me gustó mucho este post
a lo mejor porque aqui las cosas aunque no se queman se rompen

LSz. dijo...

Así es. Cuando te toca, te toca y ni pedo. Ya podrás cantar aquello de Serrat: mientras dura la mala racha...

TOMADOR ASIDUO dijo...

Pero no te toca, nomás son probaditas de infierno, k culero jajaja.

Kitsune dijo...

Si te pasa como a Darko puedo ser yo la viejita loca?

A veces la vida nos toma el pelo, es cosa de convencerla para que sólo lo acaricie...

David M. dijo...

Ok, ok...¿ Tendrías una hermana tan preciosa como en la película?

Lo de viajar en el tiempo, es fácil.

Zektor 01 dijo...

Profa: aca deónde soy yo -puro hombree bragao y hembra bronca-, que se "ponga borracha" es algo positivo, es parecido a irle bien. ¿Por qué allá en Cervantilandia es algo negativo?

Juana Adriana dijo...

Recuerda el itinerario del próximo viaje que tenemos que emprender juntas: de rodillas a Chalma, y agarramos nuestros tiliches rumbo a Catemaco.

Aleita! dijo...

Jan: es bueno saber que a alguien le da risa mi tragedia! jajaja

sveta: con la boca llena de razón...

Luis: nos vemos en lo de los perros, espero que no me quite la placa un tránsito.

Neto: gracias, eso me da ánimo, jajaja.

Kit: si, tú eres la abuela muerte.

David: mmm, no puedo asegurar mi genética.

Profe: ponerse pedo también es sinónimo de estar a toda madre en Gto, pero en mi triste caso estar peda significa malacopear, correr, conducir ebria, hablar por teléfono a etsamores. ESO NO ESTÁ CHIDO.

Juana: me conoces, nena.

Goldfinch dijo...

Interesante... bastante